Alquiler de grúas para personas mayores: ventajas

grúas para personas mayores

Alquiler de grúas para personas mayores: ventajas

Las grúas para personas mayores o pacientes con movilidad reducida son una herramienta muy utilizada tanto en domicilios como en geriátricos y en hospitales. Un producto de apoyo que permite realizar movilizaciones, elevaciones y transferencias de personas que no pueden moverse, ya sea por una enfermedad o lesión temporal o permanente, con el menor esfuerzo posible y de una manera segura y cómoda.

Por eso, las grúas electrónicas o eléctricas son una herramienta clave para los cuidadores que, con sólo apretar un botón, pueden transferir, levantar, trasladar o recolocar a una persona con movilidad reducida, ya sea en el inodoro, en la cama o del suelo en el caso de que se haya caído. Es una solución ideal para personas mayores, con discapacidad o enfermos.

Gracias a ello, no se necesitan varias personas, sino que el propio cuidador puede hacerlo sin realizar un gran esfuerzo que pueda ocasionarle problemas de espalda. Y hacerlo además con la mayor comodidad posible para la persona que necesita los cuidados.

La cuestión es que este tipo de productos no suelen ser baratos, por lo que muchas personas prefieren alquilar grúas para personas mayores y pagar, de esta manera, un coste mensual hasta que la necesiten. Una vez que ya no haga falta, se devuelve a la empresa. Lo cual resulta mucho más económico que comprarla.

Ventajas de las grúas para personas mayores

Además de los beneficios que acabamos de explicar, las grúas para personas mayores ofrecen otras muchas ventajas.

Higiene e inodoro

Permiten que el paciente haga sus necesidades y pueda asearse con total integridad. Gracias a los arneses que agarran todo el cuerpo, es posible subir y bajar a las personas con problemas graves de movilidad sin que suponga un riesgo para su seguridad. Los arneses para baño y ducha están fabricados además con una red recubierta por un plástico impermeable para garantizar el soporte y la comodidad de cualquier persona.

Máxima comodidad

El sistema de elevación de techo puede colocarse en todas las posiciones. Un sistema transversal que puede configurarse para ofrecer la máxima comodidad y flexibilidad al usuario.

Menor tiempo de recuperación de rehabilitación

En el caso de procesos de rehabilitación, la grúa sirve como soporte y proporciona la seguridad necesaria para estimular el progreso. Con una grúa y los accesorios adecuados, el periodo de rehabilitación puede reducirse notablemente.

Obesidad bariátrica

Para personas mayores con necesidades especiales debido a su peso, existen grúas con diseños especiales para realizar las tareas de elevación y transferencia necesarias para que el procedimiento sea cómodo y seguro.

 

Tipos de grúas para personas mayores

Hay que tener en cuenta que cada caso es diferente, por lo que no siempre se requiere de la misma solución. Se debe valorar en cada situación las necesidades de elevación y transferencia, las características de la persona, si se trata de algo temporal o permanente, el espacio disponible para la movilidad y las circunstancias de los cuidadores. Descubre nuestro catálogo de grúas para personas mayores en hedasa.com.

Grúas móviles

Las grúas móviles son perfectas para aquellas personas que no pueden colaborar en operaciones de transferencia y elevación. Gracias a las ruedas que incorporan, podemos mover la grúa por la estancia o de una habitación a otra. Además, su anchura puede regularse, lo que permite salvar obstáculos fácilmente, acercarla a una silla de ruedas o meterse debajo de la cama, aprovechando así el espacio al máximo.

Grúas de techo fijas

Son perfectas para la transferencia, la elevación y el traslado de pacientes con movilidad reducida o sin movilidad. Muy útiles para habitaciones, lugares y centros que cuentan con poco espacio y no permiten la maniobrabilidad de grúas móviles. Cuando van a usarse por mucho tiempo o en hospitales y geriátricos, las más habituales son las que cuentan con raíles fijos en techo o en una o varias estancias de la casa o del establecimiento.

Grúas de bipedestación

Este tipo de grúas son muy útiles para llevar a cabo traslados y elevaciones desde una cama, una silla de ruedas o una silla normal. Pensadas específicamente para personas que poseen cierto grado de movilidad, pero que siguen teniendo problemas para mantenerse en pie o levantarse por sí mismas. Muy habituales en los procesos de rehabilitación.

Grúas de techo portátiles

Son la opción más idónea para realizar elevaciones ocasionales o temporales, incluso en establecimientos en los que se deben usar para varios pacientes de manera simultánea.

Compartir este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Top