La terapia de frío – calor tiene la capacidad de aliviar el dolor causado por traumatismos y lesiones. En nuestra tienda encontrarás todas las herramientas para poder aplicar estos tratamientos en la comodidad de tu hogar.

Los beneficios de la terapia frío calor

Tanto la terapia con frío como con calor tiene grandes beneficios para la recuperación de lesiones. 

La terapia con frío produce vasoconstricción, que reduce la inflamación y tiene efectos analgésicos, además de tonificar los músculos debilitados. La terapia con calor ayuda a relajar los músculos y su efecto vasodilatador aumenta la oxigenación de los tejidos y mejora el metabolismo.

Cuándo se debe aplicar el tratamiento frío calor

La rehabilitación de lesiones con baños de contraste frío calor, por norma general, para aliviar el dolor crónico, aumenta la elasticidad y acelera el proceso regenerativo., mientras que el tratamiento con frío evita la aparición de edemas.

Formas de aplicar la terapia frío calor

Terapia con frío: Para aplicar este tratamiento, se envuelve en una toalla la bolsa de gel que previamente se ha congelado y aplicar sobre la zona dolorida alrededor de 15 minutos tan pronto como comience el dolor. 

Terapia con calor: Envuelve en una toalla la bolsa de gel calentada, o bien por baño maría o en el microondas y aplícala en la zona dolorida un máximo de 10 minutos.

Terapia de contraste: Primero se aplica calor con el objetivo de incrementar el flujo sanguíneo y la transmisión de nutrientes, posteriormente aplica frío para desalojar la sangre llevándose las células muertas. Para que el tratamiento sea efectivo, se necesita que se aplique calor durante 3 minutos y frío durante otros 3. Este tratamiento resulta ser uno de los mejores métodos para la rehabilitación muscular.

En caso de que los síntomas no se alivien después de aplicar la rehabilitación de lesiones con baños de contraste frío calor, consulte a su médico.

Tres formas de aplicar la terapia frio-calor Tres formas de aplicar la terapia frio-calor

Filter