La electroestimulación se ha convertido con el paso del tiempo en un aliado imprescindible de los profesionales sanitarios y los deportistas más exigentes. Actualmente, es una técnica de entrenamiento que goza de una amplia difusión y que se utiliza en la preparación física, la recuperación muscular, la prevención de lesiones, la rehabilitación o el tratamiento del dolor. La eficacia de los estimuladores está respaldada por estudios clínicos.

Todos nuestros electroestimuladores pertenecen a la categoría de aparatos médicos de clase II y cumplen los requisitos de la directiva médica europea 93/42 CEE. Todos nuestros modelos tienen garantía de calidad y gran durabilidad, perfectos para un uso profesional o particular en hogares.

Beneficios de la electroestimulación

Los beneficios que aporta la electroestimulación son diversos, el primero es que aumenta la activación muscular al poder llegar a fibras musculares que no se activan con el ejercicio tradicional, se consigue hacer más repeticiones de un ejercicio sin causar fatiga al tratarse de ejercicios pasivos, se reduce el riesgo de sufrir lesiones, reduce el estrés al ayudar a la relajación de los músculos y aumentan la fuerza, la resistencia y la masa muscular. También podríamos considerar la eliminación de toxinas como hace el ejercicio tradicional y la mejora de la capilarización, aumentando el riego sanguíneo y linfático.

Precauciones de uso

Antes de comprar un electroestimulador es recomendable pedir el consejo de un profesional y destinarlo solamente a la estimulación nerviosa y muscular. Nunca se debe utilizar la electroestimulación en personas con equipo electrónicos implantados, como marcapasos o desfibriladores intracardiacos y con mujeres embarazadas durante el primer trimestre y siempre bajo la supervisión de un médico.

No se debe estimular la parte frontal del cuello o se podría producir una caída de la presión sanguínea y tampoco se debe utilizar si se está conectado a equipos quirúrgicos de alta frecuencia o al lado de equipos de onda corta o microondas, estos podrían afectar en la potencia de salida del estimulador y poder provocar quemaduras debajo de los electrodos. Mantener fuera del alcance de los niños.

{«@context»:»https://schema.org»,»@type»:»FAQPage»,»mainEntity»:[{«@type»:»Question»,»name»:»¿Cuáles son los beneficios de la electroestimulación?»,»acceptedAnswer»:{«@type»:»Answer»,»text»:»aumenta la activación muscular al poder llegar a fibras musculares que no se activan con el ejercicio tradicional, se consigue hacer más repeticiones de un ejercicio sin causar fatiga al tratarse de ejercicios pasivos, se reduce el riesgo de sufrir lesiones, reduce el estrés al ayudar a la relajación de los músculos y aumentas la fuerza, la resistencia y la masa muscular. También podríamos considerar la eliminación de toxinas como hace el ejercicio tradicional y la mejora de la capilarización, aumentando el riego sanguíneo y linfático»}},{«@type»:»Question»,»name»:»¿Qué precauciones hay que tener en cuenta con la electroestimulación?»,»acceptedAnswer»:{«@type»:»Answer»,»text»:»\nAntes de comprar un electroestimulador es recomendable pedir el consejo de un profesional y destinarlo solamente a la estimulación nerviosa y muscular. Nunca se debe utilizar la electroestimulación en personas con equipo electrónicos implantados, como marcapasos o desfibriladores intracardíacos y con mujeres embarazadas durante el primer trimestre y siempre bajo la supervisión de un médico»}},{«@type»:»Question»,»name»:»¿Dónde se pueden comprar electroestimuladores?»,»acceptedAnswer»:{«@type»:»Answer»,»text»:»Todos nuestros electroestimuladores pertenecen a la categoría de aparatos médicos de clase II y cumplen los requisitos de la directiva médica europea 93/42 CEE»}}]}

Filter