Botas, taloneras y coderas antiescaras

Cuando un paciente tiene que pasar mucho tiempo encamado o inmovilizado, se arriesga a sufrir escaras o úlceras por presión. Estas peligrosas y molestas heridas son sinónimo de muerte celular o de pérdida de vitalidad en ciertas capas de la piel y su recuperación es bastante costosa. Para prevenirlas, la higiene, los cambios posturales y la utilización de ciertos productos es esencial. Entre estos últimos destacan las botas antiescaras, las taloneras antiescaras y, cómo no, la codera antiescaras. En general, todas ellas reducen el impacto que tiene el peso del cuerpo sobre superficies planas de descanso como sillas o camas.

Botas antiescaras

Como su propio nombre indica, las botas antiescaras son productos que cubren todo el pie para evitar que cualquier elemento, ya sean sábanas o la propia cama, sufran roces. Por lo general, las extremidades inferiores son más propensas a sufrir escaras y úlceras por presión, además de otras afecciones como el pie diabético. Por este motivo, es especialmente importante cuidar y vigilar esta zona.

Las botas antiescaras disponibles en Hedasa están hechas con materiales naturales, como la piel, la lana o el borreguito. Todos ellos son muy suaves y no han sido tratados con productos químicos que puedan empeorar la lesión, por lo que ofrecen un confort óptimo y el mejor cuidado para la piel del paciente.

Taloneras antiescaras

Las taloneras antiescaras tienen una función similar a las de las botas antiescaras, pero su superficie es menor, ya que cubre únicamente el talón. Al ser esta una zona sin músculo y muy cercana al hueso, las úlceras por presión suelen aparecer en ella. Colocarlas es muy sencillo, pues presentan unas correas que, por lo general, se unen con un velcro. Además, están fabricadas con materiales naturales que ayudan a reducir la presión y a mejorar la circulación.

Codera antiescaras

Si un paciente pasa mucho tiempo tumbado, ya sea bocarriba, bocabajo o en posición lateral, empleará los codos para apoyarse o los mantendrá doblados durante largos periodos. Por ese motivo, tener a mano una codera antiescaras es la mejor solución. Al igual que el resto de productos de prevención, cubre la zona media del brazo para evitar la aparición de las heridas.

Por otro lado, es importante destacar que cuando un paciente lleva puesta una codera antiescaras, la movilidad del brazo se limita y, por lo general, no tenderá tanto a doblarlo. De esta forma, la presión continuada por la doblez que ejercen los músculos sobre el hueso y viceversa se reducirá, aumentando también el riego sanguíneo.

Si deseas hacerte con nuestras botas antiescaras, taloneras antiescaras o con una codera antiescaras, no dudes en recurrir a la tienda en línea de Hedasa. Nuestros profesionales de la salud, de la ortopedia y de la supresión de barreras arquitectónicas están a tu completa disposición para ayudarte y asesorarte durante tu compra.

Guía para la prevención de las úlceras por presión. Guía para la prevención de las úlceras por presión.

Filter