Casi todas las camas articuladas eléctricas que hay en el mercado disponen de barandillas laterales de seguridad para evitar que el paciente se caiga. Asimismo, también hay quien decide instalarlas en las camas convencionales por el mismo motivo. Este elemento de seguridad está hecho de metal, por lo que si el paciente se mueve mucho, podría hacerse daño. Para prevenirlo, existen los protectores de barandillas.

¿Qué son los protectores de barandillas?

Los protectores de barandillas, como su propio nombre indica, son fundas que protegen este elemento metálico presente en las camas. Pueden montarse y desmontarse con facilidad y se lavan cómodamente. Por lo general, se adaptan por medio de correas que quedan por la parte exterior de la cama. Esto evita que el paciente pueda quitar los protectores de barandillas desde dentro.

Asimismo, la instalación de protectores de barandillas no limita la operabilidad. Las barandas se pueden bajar y subir al igual que si no tuvieran estas fundas. Por último, en caso de que el paciente tenga que permanecer atado a las barandillas por razones de seguridad que garanticen su bienestar, la tela puede subirse sin que esto afecte a su correcta colocación.

Protector acolchado para barandillas de cama

Si quieres ir un paso más allá, decántate por un protector acolchado para barandillas de cama. Este producto no es una mera funda de tela, sino que incorpora también un acolchado hecho con espuma u otros materiales blandos. Es mucho más robusto e impide que el paciente pueda introducir las extremidades entre los barrotes de la cama. En Hedasa Prosalud disponemos de un protector acolchado hecho con un material transpirable, ignífugo y antibacteriano.

En caso de que creas que estos productos puedan serte útiles, no dudes en consultar sus respectivas fichas técnicas. En ellas te explicamos qué medidas tienen e incluso con qué modelos de cama son compatibles. Si aun así hay algo que no te quede claro, contacta con Hedasa, estaremos encantados de ayudarte.

{«@context»:»https://schema.org»,»@type»:»FAQPage»,»mainEntity»:[{«@type»:»Question»,»name»:»¿Qué son los protectores de barandillas?»,»acceptedAnswer»:{«@type»:»Answer»,»text»:»Los protectores de barandillas, como su propio nombre indica, son fundas que protegen este elemento metálico presente en las camas. Pueden montarse y desmontarse con facilidad y se lavan cómodamente. Por lo general, se adaptan por medio de correas que quedan por la parte exterior de la cama. Esto evita que el paciente pueda quitar los protectores de barandillas desde dentro.\n\nAsimismo, la instalación de protectores de barandillas no limita la operabilidad. Las barandas se pueden bajar y subir al igual que si no tuvieran estas fundas. Por último, en caso de que el paciente tenga que permanecer atado a las barandillas por razones de seguridad que garanticen su bienestar, la tela puede subirse sin que esto afecte a su correcta colocación.»}},{«@type»:»Question»,»name»:»¿Qué es un protector acolchado para barandillas de cama?»,»acceptedAnswer»:{«@type»:»Answer»,»text»:»Si quieres ir un paso más allá, decántate por un protector acolchado para barandillas de cama. Este producto no es una mera funda de tela, sino que incorpora también un acolchado hecho con espuma u otros materiales blandos. Es mucho más robusto e impide que el paciente pueda introducir las extremidades entre los barrotes de la cama. En Hedasa Prosalud disponemos de un protector acolchado hecho con un material transpirable, ignífugo y antibacteriano.»}}]}

Filter