Un arco de cama sirve para evitar que cualquier parte del cuerpo entre en contacto con las sábanas o mantas que cubren al paciente. Se coloca en el interior de la cama, sobre el colchón, y mantiene elevado cualquier tela, puesto que estas se colocan por encima de este producto. En el catálogo de Hedasa Prosalud encontrarás el arco STATIO, un producto de gran calidad que se adapta a diferentes circunstancias.

¿Cuándo se usa un arco de cama?

Un arco de cama puede utilizarse en diferentes circunstancias y con diferentes tipos de pacientes. Entre las más frecuentes encontramos las siguientes: 

  • Quemaduras
  • Escaras
  • Operaciones, cicatrices al aire
  • Irritación de la piel (piel atópica)
  • Enfermedades de la piel (piel de mariposa)
  • Posturas que requieran tener en alto la pierna

En cualquiera de ellas, el arco de cama da libertad de movimientos mientras evita que las sábanas se peguen a las heridas o se enreden en los pies. Asimismo, no requiere instalación previa, pues puede acoplarse a la cama o retirarse según se necesite.

Características del arco de cama

El arco de cama disponible en la tienda online de Hedasa Prosalud tiene unas características que lo diferencian del resto de productos del mercado. Entre ellas, podemos destacar que mide 33 cm de alto y 64,5 cm de ancho. Además, está hecho con un material muy ligero, pero resistente. Esto evitará que se caiga o que se deforme por el peso.

Asimismo, su limpieza también es muy sencilla: basta con pasarle un paño húmedo con agua y jabón. Como ocurre con cualquier otro producto dedicado al cuidado del paciente, se desaconseja usar productos abrasivos que puedan dañarlo. Por último, debe limitarse al máximo el contacto con objetos que puedan rallar su superficie.

Si necesitas ayuda o información adicional sobre este u otro producto, ponte en contacto con Hedasa. Estaremos encantados de ofrecerte un asesoramiento personalizado para que puedas adquirir los productos que mejor se adapten a aquello que estás buscando.

Filter