Grúas para traslado de pacientes: ¿qué son?

Las grúas para el traslado de pacientes son el complemento ideal para facilitar a cuidadores y familiares la movilidad de pacientes con necesidades físicas concretas. Son máquinas que, gracias a una o varias poleas y diferentes mecanismos, permiten levantar a un paciente y trasladarlo a otro lugar. Todas ellas están equipadas con un brazo, que es la parte que define la amplitud de movimiento del aparato.

Las grúas para traslado de pacientes se utilizan tanto en centros de atención profesional, tales como residencias u hospitales, como en entornos privados (especialmente en casas). Permiten que la persona a cargo de atender a otra con movilidad reducida no sufra lesiones en la espalda o en las extremidades derivadas de cargar pesos incorrectamente. Al mismo tiempo, también garantizan que el paciente no tenga heridas debido a la falta de cambios posturales correctos.

¿Cómo colocar correctamente las grúas para traslado de pacientes? 

Cuando hablamos de colocar correctamente una grúa para traslado de pacientes, hacemos referencia a dos tipos de sujeción: la que tiene que tener la herramienta con el espacio y la que ha de hacerse para con el paciente.

Para colocar una grúa correctamente en la estancia, basta con seguir las instrucciones del fabricante. Sin embargo, cuando se trata del paciente hay algunos puntos que han de tenerse en cuenta y que son de vital importancia para garantizar su seguridad, su comodidad y su bienestar:

  1. Colocar al paciente en posición decúbito lateral. Este primer paso es esencial para que los arneses de la grúa se puedan acoplar a la perfección al paciente.
  2. Mover el brazo de la grúa para traslado de pacientes hasta la cama, sillón o silla donde se encuentre el paciente de forma que los arneses queden cerca de él. Estos deberán situarse de forma que, al reincorporar al paciente, queden bajo él y puedan atarse.
  3. Atar los arneses correctamente, garantizando que el paciente queda sujeto y que no hay riesgo de caídas.
  4. Poner en funcionamiento la grúa por medio de los mecanismos indicados en las instrucciones proporcionadas por el fabricante.

¿Qué tipos de grúas para traslado de pacientes hay?

Antes de explicar qué tipo de grúas para traslado de pacientes existen, es importante destacar que ninguna es mejor o peor que otra: todo depende del uso que se le vaya a dar y del lugar donde vaya a estar instalada. En Hedasa disponemos de diferentes tipos de grúas que se adaptan a todo tipo de pacientes y situaciones. Entre ellas cabe destacar las siguientes:

  • Las grúas de traslado de pacientes, a las que ya hemos dedicado este breve texto en nuestra web.
  • Las grúas de bipedestación, también conocidas como grúas cambiapañales, puesto que con ellas el paciente puede apoyar los pies y las rodillas, y queda sujeto únicamente por las axilas.
  • Las grúas especiales de piscina, diseñadas para que las personas con movilidad reducida puedan acceder al agua.

Sea cual sea su elección, en Hedasa estamos aquí para asesorarle. No dude en ponerse en contacto con nuestro equipo de profesionales, que tratarán de resolver todas sus inquietudes con la mayor brevedad posible. Confíe en Hedasa para la compra e instalación de su grúa para traslado de pacientes.

{«@context»:»https://schema.org»,»@type»:»FAQPage»,»mainEntity»:[{«@type»:»Question»,»name»:»¿Qué es una grúa para traslado de pacientes?»,»acceptedAnswer»:{«@type»:»Answer»,»text»:»Son máquinas que, gracias a una o varias poleas y diferentes mecanismos, permiten levantar a un paciente y trasladarlo a otro lugar. Todas ellas están equipadas con un brazo, que es la parte que define la amplitud de movimiento del aparato.»}},{«@type»:»Question»,»name»:»¿Cómo colocar correctamente las grúas para traslado de pacientes?»,»acceptedAnswer»:{«@type»:»Answer»,»text»:»Para colocar una grúa correctamente en la estancia, basta con seguir las instrucciones del fabricante. Sin embargo, cuando se trata del paciente hay algunos puntos que han de tenerse en cuenta y que son de vital importancia para garantizar su seguridad, su comodidad y su bienestar: \nColocar al paciente en posición decúbito lateral. Este primer paso es esencial para que los arneses de la grúa se puedan acoplar a la perfección al paciente.\nMover el brazo de la grúa para traslado de pacientes hasta la cama, sillón o silla donde se encuentre el paciente de forma que los arneses queden cerca de él. Estos deberán situarse de forma que, al reincorporar al paciente, queden bajo él y puedan atarse.\nAtar los arneses correctamente, garantizando que el paciente queda sujeto y que no hay riesgo de caídas.\nPoner en funcionamiento la grúa por medio de los mecanismos indicados en las instrucciones proporcionadas por el fabricante.»}}]}

Filter