Sillas con inodoro

Las sillas con inodoro están pensadas para estar en la habitación, las personas con movilidad reducida pueden así tener acceso al WC por la noche o en una urgencia, evitando tener que despertar a la familia o andar trayectos largos con el consiguiente riesgo de caídas.

Varios modelos de sillas con inodoro incorporado son discretas y prácticas, ocultando el propósito con el que han sido creadas pasan a formar parte del mobiliario de la habitación. Otros modelos sirven también como elevadores de WC por lo que pueden evitar el doble gasto de tener que comprar un elevador de inodoro.

Prácticamente todas las sillas inodoro llevan las patas regulables en altura, pudiendo dejar el asiento a la altura más idónea para el usuario. Los apoyabrazos ayudaran también a la incorporación.

Las sillas de WC con patas son muy seguras y fiables, incorporan patas regulables en altura por lo que pueden ajustarse perfectamente a las necesidades de cada persona.

Top