Necesidades de los centros educativos para minusválidos

accesosminusvalidos

Necesidades de los centros educativos para minusválidos

Educar para la diversidad es uno de los retos más importantes de los centros educativos. Adaptar las instalaciones y currículos a personas minúsvalidas o con necesidades especiales es vital. Los niños y jóvenes con estas limitaciones deben ser atendidos, y que estén en centros educativos donde puedan acudir de manera normal.

Es por ello que los centros educativos se encuentran ante una tarea muy compleja que es la de integrar al grupo de clase con los niños minúsvalidos y con necesidades especiales,debido a que todos hay que atenderlos según sus características.

Por este motivo las escuelas deben contar con recursos,profesionales y servicios educativos específicos y generales. Los centros educativos tienen que brindar servicios de asesoramiento y apoyo tanto para los alumnos como para los padres y maestros. De esta manera se actuará correctamente con el alumnado con discapacidad y se ofrecerán los recursos y materiales específicos.

Estos servicios deben incluir apoyo educativo para el alumnado con discapacidad visual, auditiva, motora y con trastornos del desarrollo y el lenguaje. Los centros educativos tienen que estar adaptados con ascensores de emergencia y rampas con una pendiente adecuada para las personas con movilidad reducida, además de contar con aseos y dependencias comunes en las que puedan moverse con facilidad.

Los centros educativos no deben tener peldaños ni escaleras aisladas, y los huecos deben contar con una anchura libre mínima, de esta manera los estudiantes en silla de ruedas podrán desplazarse naturalmente. El acceso al edificio debe estar señalizado,al igual que las plazas de aparcamiento reservadas a personas con movilidad reducida, de esta forma los padres o tutores podrán maniobrar con la silla de ruedas.

El aula tendrá buena accesibilidad, iluminación y será accesible para los alumnos discapacitados. Las pizarras, estanterías, cajones,mesas y sillas deben contar con una altura idónea y recomendamos que las mesas y sillas están organizadas en forma de U y adaptadas para los alumnos.

El acceso al patio o jardín debe ser de material no resbaladizo y compato. Los tramos con desniveles deben salvarse con rampas y se debe existir la posibilidad de colocar las barras de apoyo a diversas alturas, de esta manera las personas con movilidad reducida, en los patios cubiertos y pasillos es recomendable colocar las barras de apoyo.

La puerta de acceso principal tiene que ser localizable con facilidad para todos los niños. El mecanismo de apertura debe contar una fácil apertura y en caso de que la puerta sea de cristal, hay que colocar pegatinas para los alumnos con visión reducida. Recomendamos que el comienzo de las clases debe hacerse mediante señales luminosas y acústicas.

Respecto a la biblioteca,laboratorios, salón de actos, etc, estos deben ser sitios de acceso fácil y espacios en los que se pueda maniobrar correctamente con la silla de ruedas. Todos los mecaismos y elementos de emergencia tienen que ser fáciles de utilizary que no se necesite de gran fuerza para manejarlos.

Cuando se realicen excursiones, lo adecuado es contar con vehículos adaptados a discapacitados, y la persona encargada de la visita debe informarse acerca de la accesibilidad del edificio el recorrido, de esta manera los alumnos con discapacidad podrán disfrutar del programa.

Compartir este artículo