¿Para qué sirve el certificado de discapacidad?: Todas las claves

certificado de discapacidad

¿Para qué sirve el certificado de discapacidad?: Todas las claves

La discapacidad es un problema más habitual de lo que creemos. Se calcula que alrededor de 1.000 millones de personas en todo el mundo viven con ella, lo que equivale al 15% de la población mundial. Pudiendo clasificarse en discapacidades físicas, psíquicas, sensoriales, intelectuales y orgánicas. En función del tipo y del grado, es posible solicitar el certificado de discapacidad que proporciona a la persona ciertos derechos y ventajas.

El certificado de discapacidad es un documento oficial otorgado por la junta médica y expedido por la Administración Pública a aquellas personas que padezcan una alteración funcional permanente, transitoria o prolongada, ya sea sensorial, física o mental que puedan causarle ciertos inconvenientes para disfrutar de una correcta integración social, familiar o profesional.  Y es que aquellas personas que sufren un deterioro físico o mental pueden tener dificultades en su vida diaria que pueden conllevar la necesidad de un mayor soporte social de su entorno.

Desde el punto de vista administrativo, el reconocimiento de la discapacidad es un mecanismo de protección pública que tiene como objetivo apoyar a aquellas personas con determinadas restricciones y limitaciones para llevar a cabo algunas actividades cotidianas ciertos beneficios y ventajas sociales.

¿Para qué sirve el certificado de discapacidad?: Aspectos a tener en cuenta

Solicitando el certificado de discapacidad de manera gratuita, la persona pueden acceder a todas las ventajas y derechos que se establecen en las leyes 22.431 y 24901. Por ejemplo, pueden tener acceso a la cobertura integral de las prestaciones básicas de rehabilitación y habilitación. Así pues, si una persona con el certificado de discapacidad necesita un audífono y no tiene suficiente dinero para comprarlo, se le proporcionará de manera gratuita. Hedasa es tu tienda de ortopedia. Si necesitas cualquier producto o accesorio PRM, estaremos encantados de resolver tus dudas y prestarte el asesoramiento que requieras para su compra.

Pero además, gracias al certificado de discapacidad, la persona puede acceder libremente al transporte público sin necesidad de pagar el billete, disfrutar de gestión libre de tránsito y estacionamiento para su vehículo, tener acceso al régimen de familias ANSES, disfrutar de ventajas a la hora de adquirir un coche nuevo, conseguir exenciones de determinados impuestos y la posibilidad de acceder al mercado laboral con mayor facilidad.

  • Ayudas y prestaciones económicas: seguridad social o lo que se establezca en cada comunidad autonómica.
  • Ayudas para la vivienda, ya sea de alquiler o de compra de protección oficial.
  • Tarjeta de estacionamiento autonómica y europea: personas a las que se les haya reconocido el baremo de discapacidad de movilidad.
  • Deducciones y reducciones en la declaración del IRPF y otros impuestos en base a lo establecido en la administración de cada municipio.
  • Deducciones en transporte público: algunos impuestos para vehículos particulares, como circulación o matriculación, RENFE, AVE y otras compañías.
  • Educación y formación: becas, ayudas y recursos educativos para personas con discapacidad.
  •  A nivel laboral, la ley favorece la contratación y la adaptación de las personas con discapacidad al mercado laboral, así como una mayor flexibilidad dentro de la jornada y adaptación del horario laboral por tener un familiar a cargo con discapacidad reconocida. La normativa exige a las empresas de más de 50 trabajadores que incorporen un determinado porcentaje de empleados con discapacidad no inferior al 100%, lo que puede conllevar una importante sanción por parte de los organismos públicos si se incumple.

¿Cómo se solicita el certificado de discapacidad?

El estado español reconoce la condición de discapacidad a través de la ley para facilitar a estas personas los servicios, derechos, prestaciones y programas que ayuden a compensar ciertas desventajas sociales derivadas de esta situación. Eso sí, para obtener el certificado de discapacidad, es necesario que la valoración establezca al menos un 33% de discapacidad, basándose en los baremos que se contemplan en el Real Decreto 1971/1999, del 23 de Diciembre de procedimiento para el reconocimiento, declaración y calificación del grado de discapacidad.

El organismo responsable de cada Comunidad Autónoma emite un dictamen que incluye el diagnóstico, el tipo y el grado de discapacidad, si es necesaria la ayuda de otra persona y si existen dificultades de movilidad para usar transportes públicos colectivos y de accesibilidad.

Compartir este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Top