Turismo accesible: cómo son las playas adaptadas a las personas con movilidad reducida

playas accesibles

Turismo accesible: cómo son las playas adaptadas a las personas con movilidad reducida

Con la llegada del periodo estival a nuestras vidas, el turismo de sol y playa cobra un gran protagonismo, especialmente en nuestro país. Un 51 % de la ciudadanía española opta por acudir a zonas costeras frente al 13 % que decide pasar sus vacaciones en la montaña, según un estudio realizado por la OCU (Organización de Consumidores y Usuarios).

En el Estado español tenemos la suerte de poder disfrutar de numerosas playas donde deleitarnos con el sol, la arena y el mar. Después de trabajar o estudiar durante todo el año, nos apetece dormir mientras el sol y la brisa del mar nos acompañan o disfrutar de un buen libro debajo de la sombrilla.

Antes de elegir dónde podemos pasar nuestra etapa de vacaciones, debemos informarnos sobre las diferentes opciones que tenemos, así nuestros días de descanso serán de lo más reconfortantes, placenteras e inolvidables posible. Nos tocará elegir entre las playas más bonitas, los hoteles más baratos, los restaurantes con la gastronomía de la zona, o los diferentes monumentos que tendremos la suerte de visitar. Pero si eres una persona con movilidad reducida (PMR), te interesarán las playas adaptadas a tus necesidades, así podrás disfrutar de tus vacaciones al 100 %.

¿Qué busco y dónde? Playas accesibles en España

Las playas deberían estar adaptadas para las necesidades de toda la ciudadanía, porque una sociedad inclusiva debe garantizar los derechos de todas las personas, pero las personas con movilidad reducida se encuentran con numerosas barreras en muchos ámbitos de su vida.

Para que una playa sea accesible para PMR debe poseer algunos elementos como los aparcamientos que se reservan para las personas con discapacidad; las pasarelas que se sitúan hasta la orilla del mar; las rampas que acceden a las playas que se encuentran unidas a las pasarelas; los baños, las duchas, los lavapiés y los vestuarios adaptados a las personas con alguna discapacidad física; las sillas y las muletas anfibias; una zona con sombrillas reservadas para estas personas; la práctica de deportes adaptados; un vehículo adecuado llamado NOVAF; un equipo de personal cualificado para el apoyo al baño; algún dispositivo visual y sonoro para las personas con alguna discapacidad sensorial; boyas y redes especialmente para las personas con discapacidad visual para ayudar a su orientación.

Nuestro país se rodea del mar Mediterráneo y del mar Cantábrico, con numerosas playas en las que podemos disfrutar del verano, pero no todas son playas accesibles para las personas con movilidad reducida: algunas aún no son accesibles. Andalucía es la Comunidad Autónoma que contiene más playas acondicionadas para las personas con alguna discapacidad, una de ellas es la Playa La Misericordia situada en Málaga.

Siguiendo en el sur, en Murcia también existen playas accesibles como la Playa Calerreona en Águilas. Si os apetece pasar las vacaciones en las islas, en las Canarias podéis disfrutar de la Playa Las Vistas, en Arona (Tenerife), y en las Islas Baleares la Playa Talamanca en Ibiza, una de las zonas donde más personas se animan a pasar las festividades. En Valencia se sitúa la Playa de Pinedo y continuando en el mar mediterráneo en Cataluña, concretamente en Calonge (Girona), la Playa Torre Valentina es apta para personas con alguna discapacidad. Si preferís temperaturas más bajas, en Galicia en Baiona (Pontevedra) se encuentra la Playa Barbeira; en Asturias, en Villaviciosa, la Playa Centro; en Cantabria, la Playa Los Peligros, y en el País Vasco, concretamente en Zierbena (Vizcaya), la Playa La Arena. Estas son solo algunos ejemplos de playas accesibles que podéis encontrar en todo el espectro de nuestro país.

Silla de ruedas para desplazarse por la arena

En Hedasa podemos ofrecer a las personas con movilidad reducida una silla diseñada para la playa, Progeo Onda. Consta de dos versiones: una con ruedas traseras para facilitar el desplazamiento y la otra, con cuatro ruedas especial para los paseos por la arena. Esta silla de ruedas puede ser utilizada también como una silla o una tumbona. La silla para la playa Progeo Onda está fabricada con materiales no corrosivos, para poder entrar directamente en el mar.

Como sabéis, disponemos de una dilatada experiencia en el sector y contamos con un personal cualificado que os atenderá ante cualquier duda que preciséis. Consultadnos sin compromiso… ¡y a disfrutar del verano!

Compartir este artículo