Ortesis antiequino

Se denomina pie equino a una caída constante del pie en dorsiflexión. La persona no tiene control sobre la flexión y extensión del pie.

Las causas pueden ser muy variadas: congénitas, neurológicas (lesión del nervio ciático poplíteo externo o del tendón de Aquiles),  intervenciones quirúrgicas, secuelas de fracturas, rotura de tendones extensores del pie, etc. 

Las ortesis antiequino ayudan a levantar el empeine, consiguiendo asi una marcha fisiológica y evitando caídas.

Diferentes modelos de ortesis antiequino:

  • Antiequinos en tejido y elásticos – indicados en equinismos leves, cuando la persona conserva movilidad en los dedos y tiene algo de control de la flexo-extensión ya que no tienen tanta fuerza como una ortesis de materiales rígidos. Se utiliza también como segunda ortesis para llevar con calzado abierto o sandalias en épocas de calor.
  • Antiequinos de termoplástico – mantienen el pie en un ángulo constante de 90º, al caminar la ortesis levanta el empeine evitando caídas y lesiones
  • Antiequino en fibra de carbono – ortesis activa muy ligera, para personas con un nivel de actividad alto, permite al paciente andar y correr sin necesidad de correas, manteniendo la posición dinámica del conjunto pie-tobillo.

No hemos encontrado productos para su selección.