Material adecuado para la ropa de verano y evitar el calor

clothes line 229923 640

Material adecuado para la ropa de verano y evitar el calor

El calor del verano exige que nos protejamos en mayor medida. La crema solar es un producto vital para proteger la piel de la exposición prolongada a los rayos solares. Aunque la realidad es que la mayoría se protege con cremas solares, muchas personas evitan la adecuada protección de la ropa frente al calor y el sol.

Aunque siempre se ha pensado que la ropa funciona como un escudo protector frente a los efectos de los rayos solares, esto no es cierto, debido a que depende el material y el tipo de ropa para que sepamos si será efectiva o o no. Por lo que no toda la ropa es adecuada para tomar el sol sin consecuencias.

También se debe tener en cuenta que estar vestidos no es ningún tipo de garantía de protección, esto dependerá del tejido de la ropa que llevemos puesta. A continuación mencionaremos algunos factores importantes a tener en cuenta para conseguir que la ropa sea la más adecuada para protegernos del sol y así evitar el calor:

  • Material: El tipo de material de la ropa es otro factor importante a la hora de protegernos de los rayos ultravioletas. Los tejidos como la seda, el lino y el algodón no ofrecen protección contra este tipo de radiaciones. El poliéster protege un poco mejor, pero no es adecuado utilizar este material durante muchas horas. El mejor tejido es la lana debido a que aísla la piel de los rayos solares, pero no solemos utilizarla en verano porque nos da calor así que es importante darse crema solar incluso cuando estamos vestidos. Respecto a los bañadores, lo más indicado es utilizarlos de un material que se seque rápido y que no tengan mucha tela.
  • El color: El color de la ropa es uno de los factores más importantes. En verano solemos llevar ropa con colores claros, pero la realidad es que estos tipos de colores no nos protegen de los rayos solares, todo lo contrario, los colores oscuros son los que presentan mejor protección ya que reflejan una parte de la luz que nos llega, lo que impide que penetre en nuestra piel. Es por eso que que si vamos a exponernos al aire libre en verano utilicemos ropa de colores oscuros. 
  • Grosor: También hay que tener en cuenta el grosor del tejido. Cuanto más gorda sea la ropa, mejor protegerá del sol. Se pueden utilizar prendas de vestir de colores claros y fibras gruesas para evitar el acceso de los rayos solares hacia nuestra piel.
  • Calzado: Lo más aconsejable es utilizar calzado de piel que se amolden al pie y que este pueda transpirar correctamente. En caso de utilizar zapatos con material sintético, lo más recomendable es dejar el pie al aire libre.

La ropa en verano debe ser cómoda, ligera y hecha con materiales naturales y transpirables. También se deben utilizar sombreros y gorras que protejan la cabeza de los rayos del sol. Los mejores sombreros son los de hilo y paja, y estos deben dejar un espacio considerable entre la cabeza y el sombrero. Si es posible que tengan ala ancha y protector de nuca.

Otro consejo es utilizar gafas de calidad y que estén homologadas. De esta manera se podrá bloquear el impacto del sol en los ojos. Los cristales deben ser de la más alta calidad y que filtren los rayos del sol.

Compartir este artículo