Astenia primaveral: claves para mejorar tu estado de ánimo

mujer bebiendo agua

Astenia primaveral: claves para mejorar tu estado de ánimo

¿Sabías que un 20 % de la población sufre astenia primaveral cuando llega esta época del año? Las personas que la padecen suelen sentirse más cansadas y faltas de energía, pero además, hay un 85 % de la población que sufre dolores de cabeza, dificultades para concentrarse y somnolencia. Esto tiene mucho que ver con los cambios que experimenta nuestro cuerpo en las primeras semanas de la primavera en lo que respecta a la producción de melanina, serotonina y otras sustancias que pueden hacer que nos sintamos decaídos tanto a nivel físico como mental y que no tengamos ganas de hacer las tareas habituales, afectando sobre todo a las mujeres. Cambios provocados por el cambio de estación y por el aumento de las temperaturas.

La cuestión es que en los meses de invierno nuestro organismo se acostumbra al estilo de vida propio del frío y se prepara para reducir al mínimo el gasto de energía. Solemos consumir alimentos ricos en grasa y reducimos aquellos que contienen más vitaminas y minerales, lo que hace que lleguemos cansados a la primavera. Y, aunque muchas veces puede llegar a confundirse con la depresión por el estado melancólico de muchas personas, lo cierto es que la astenia primaveral no es más que un síndrome que puede identificarse y prevenirse fácilmente. ¿Cuáles son sus síntomas? La tristeza injustificada, la ansiedad, la irritabilidad, la falta de apetito, la falta de concentración, el agotamiento, la apatía, la presión arterial baja, los dolores musculares, sensaciones de mareos y desmayos, estado de fatiga continuo y que tanto a nivel físico como mental debamos hacer un esfuerzo mayor de lo normal.

No obstante, no hay que preocuparse, ya que la mayor parte de las veces desaparece a las pocas semanas, cuando nuestro cuerpo consigue adaptarse a la nueva estación. Aunque también es cierto que hay maneras de acelerar el proceso y evitar la mayoría de los síntomas.

 

1. Descansa bien

Es muy importante que respetes las horas de sueño. Intenta irte a la cama siempre sobre la misma hora y no cortar las horas de sueño, siendo ideal dormir al menos 7 horas. Recuerda que nuestro organismo necesita descansar para poder funcionar correctamente y recuperar energía para poder afrontar el día.

2. Cuida tu dieta

Debido al agotamiento que nuestro cuerpo sufre tras el invierno por la falta de vitaminas y minerales, es muy importante que consumamos alimentos ricos en vitamina B o que tomes suplementos que la contengan. Algunos de los alimentos que son ricos en esta vitamina son los cereales integrales, los plátanos y las legumbres. Pero también debes introducir frutas, tubérculos y vegetales y evitar los alimentos ricos en grasa, fritos, dulces y procesados.

3. Toma alimentos ricos en triptófano

El triptófano es un aminoácido que podemos encontrar en alimentos como los huevos, el pescado, los lácteos, las legumbres, los cereales integrales, los frutos secos, la fruta y el aguacate. Al ser precursor de la serotonina, nos ayuda a estar de mejor humor. Pero, además, todos estos alimentos contienen magnesio, calcio, hierro, vitamina C y E, que también son muy beneficiosos. También el té verde, el ginseng y la levadura de cerveza son muy recomendables.

4. Haz ejercicio al aire libre

Aunque nos sintamos cansados y no nos apetezca para nada hacer deporte, lo cierto es que cualquier actividad por pequeña que sea nos ayudará a combatir la astenia primaveral. No hace falta que te esfuerces mucho, sino que puedes hacer natación, footing o yoga. El ejercicio nos ayuda a liberar endorfinas, por lo que nos sentiremos más alegres y más activos.

5. Mantente hidratado

Mantenerse hidratado es fundamental para recuperar la vitalidad y mejorar otros síntomas que pueden aparecer especialmente en esta época del año, cuando hace más calor. Recuerda que debes consumir como mínimo 1,5 litros de agua al día, incluso más si hace actividad física.

6. Sal a divertirte

Intenta ocupar tu tiempo libre con actividades que te gusten y con las que te diviertas. Sin duda, este es uno de los mejores remedios para combatir la astenia primaveral, así que no te quedes en casa y disfruta de tu día a día ahora que llega el buen tiempo.

Compartir este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *