Astenia otoñal: consejos para evitarla o superarla

astenia otonal 0

Astenia otoñal: consejos para evitarla o superarla

El descenso de las temperaturas, el incremento de las lluvias y la reducción de las horas de sol hacen que los días del otoño sean más grises que los del verano, lo que puede causar lo que se conoce como astenia otoñal. Aunque suele ser leve y no dura más de unos días, son muchas más las personas que lo sufren de lo que imaginas. Las mujeres de entre 25 y 50 años son las más propensas a padecerla. La causa está relacionada con la disminución de las horas de sol que controla la glándula pineal, encargada de producir melatonina, responsable del control biológico y de las emociones. De esta forma, los cambios de estación dan lugar a un desequilibrio interior que afecta a nuestras emociones.

Los síntomas más frecuentes de la astenia otoñal son la debilidad, el cansancio, la somnolencia, la falta de apetito, la irritabilidad, la falta de concentración, la apatía e, incluso, la disminución de las defensas de nuestro organismo, lo que hace que estemos más expuestos a las infecciones. Sin embargo, no se trata de una enfermedad, por lo que lo único que debemos hacer es tener paciencia y esperar, y tomar algunas medidas para acostumbrar a nuestro cuerpo al frío sin dificultades, llevar una dieta equilibrada, hacer ejercicio o actividades relajantes. A menos que los síntomas se intensifiquen o duren mucho tiempo, no es necesario acudir al médico.

Prevención de la astenia otoñal

Para hacer frente a la astenia otoñal, lo mejor es evitar su aparición. Para ello, es fundamental llevar una dieta sana y equilibrada, rica en verduras y hortalizas que proporcionen a nuestro organismo  todos los minerales y vitaminas que necesita para funcionar correctamente. Pero también es muy importante dormir bien, intentando fijar unos horarios para acostarse y para levantarse. No obstante, debes tener en cuenta que, a pesar de seguir estos consejos, no estamos libres de padecerla, ya que este síndrome está relacionado con una mala adaptación de nuestro cuerpo al cambio de estación. Pero sí es cierto que, si estamos preparados, habrá menos posibilidades de que nos ocurra.

Consejos para superar los síntomas de la astenia otoñal

Si estás sufriendo astenia otoñal, también es posible aliviar o reducir los síntomas de una manera muy sencilla, siguiendo los consejos naturales que te damos a continuación.

Cuida tu alimentación

Llevar una dieta variada, rica en vitaminas, fibra, minerales, proteínas, hidratos de carbono complejos y grasas saludables aportará a nuestro cuerpo los nutrientes esenciales para que el sistema nervioso funcione perfectamente y ayudará a estimular la producción de neurotransmisores que controlan nuestros estados de ánimo y nuestras emociones. Siempre que sea posible, incluye en tu dieta alimentos de temporada, como las setas, los caquis, las naranjas y los higos. También es muy importante que bebas mucho para mantener tu cuerpo hidratado.

Regula los horarios de comidas

Intenta comer entre 4 y 5 veces al día en lugar de hacer 3 comidas copiosas y abundantes que te hagan sentir pesado.

Respeta los horarios de sueño

Es muy importante que descanses bien y no duermas menos de 8 horas al día para no sentirte cansado e irritado. Intenta irte a la cama y despertarte siempre a la misma hora para no provocar desequilibrios en un ritmo biológico.

Evita las sustancias excitantes

No abuses de las bebidas excitantes como el café, el té o los refrescos con cafeína, ya que pueden impedirte conciliar el sueño por las noches y harán que no descanses lo necesario para sentirte bien al día siguiente.

Haz ejercicio

Hacer deporte y estar en forma es clave para mantenernos saludables. Además, de esta forma, conseguirás relajarte y favorecerás la producción de determinadas hormonas que te ayudarán a sentirte mejor. Lo ideal es hacer un poco de ejercicio cada día en sesiones de 40 minutos.

Ejercita la mente con actividades intelectuales

Del mismo modo que debemos ejercitar nuestro cuerpo, también debemos hacerlo con la mente. Intenta buscar actividades para ello, lo cual además de ayudarte a mantenerte entretenido, conseguirá que inviertas más energía cada día y que tengas más sueño por la noche.

Compartir este artículo